fbpx
5 capítulos de Black Mirror

5 capítulos de Black Mirror que necesitas ver

Si eres amante de las series de ciencia ficción es imposible que no hayas visto Black Mirror. Esta serie es famosa por trastocar la estructura que puede tener cualquier otra. Pero hay ciertos capítulos de Black Mirror que expandirán nuestra visión del mundo.

En la mayoría de ellos, no entenderemos lo que está ocurriendo al principio, o peor aún, creeremos estar entendiéndolo. Sin embargo, llegará un punto en que todo se pondrá boca abajo y pondrá en tela de juicio nuestra percepción sobre los personajes y lo que está ocurriendo.

Así es, esta serie juega con nuestra mente y no es fácil seguirle el ritmo. Aquí dejo mis cinco capítulos de Black Mirror favoritos y que, según mi opinión, necesitas ver sí o sí. Puedes verlos en el orden que quieras, ya que cada capítulo tiene su propia historia y no son lineales entre sí. Si no has visto los capítulos y no quieres saber nada de ellos, te advierto que este post puede contener spoilers que a lo mejor no quieres ver. ¡Avisado/a quedas!

1. San Junipero

Trama: «Costa de California, 1987. Una tímida joven y una chica alegre y extrovertida sellan un vínculo muy fuerte, que parece desafiar las leyes del tiempo y del espacio.»

Fuente: Wikipedia

Este es uno de los capítulos de Black Mirror más chocantes. Nos puede resultar incluso aburrido al inicio, hasta que descubrimos lo que hay detrás de la historia.

La normalidad

Dos chicas se conocen en una discoteca cuando una de ellas se intenta librar de un chico y finge que la otra es su amiga para que él la deje en paz. A raíz de ese momento empieza una relación entre estas dos chicas, con varias idas y venidas en las que se buscan, pero no se encuentran y cuando lo hacen, discuten, etc.

Aunque se gustan, una de ellas es bastante más conservadora y teme lo que pueda pasar porque está comprometida con un chico.

Curiosamente, estos encuentros se terminan cuando el reloj da las doce de la noche.

¿Qué demonios está ocurriendo?

De vez en cuando vemos escenas de una de las chicas, pero con el aspecto de una persona mayor. Como en tantos otros episodios nos preguntamos: «¿Qué demonios está ocurriendo?»

Resulta que San Junipero es una especie de mundo virtual donde se alojan conciencias de personas vivas y muertas. Por eso, en el “mundo exterior” las dos chicas son ancianas, la que se va a casar está en coma y planea casarse por conveniencia con un cuidador para que le pueda autorizar la eutanasia y transferirse para siempre en San Junipero, porque de otro modo, solo podrían estar hasta las doce de la noche.

La mujer que está consciente, decide casarse con la otra para autorizar la eutanasia y la transición. Al final, la otra también termina por unirse a San Junipero tras su muerte y vivir eternamente juntas en ese paraíso.

Implicaciones

Una de las preguntas humanas que nos hacemos es si hay vida después de la muerte. Esta pregunta, que es simple, lógica y permanente, ha creado religiones y creencias para ser respondida.

Pero ¿qué pasaría si se intentara recrear un paraíso desde nuestra propia humanidad? Ni mucho menos sería perfecto. Aun así, ¿querríamos vivir allí? A pesar de que es uno de los pocos capítulos de Black Mirror que tiene un final feliz, ¿no se acabarán cansando? En ese caso, ¿habría algún modo de “desconectarse”?

Hay tantas implicaciones y consecuencias que me mareo de pensarlas todas. Y tú, ¿qué harías? ¿Te gustaría transferirte a San Junipero una vez hayas muerto? Seguro que hay tantas respuestas diferentes como personas.

2. Be right back

Trama: «El episodio cuenta la historia de Martha (Hayley Atwell), una joven cuyo novio Ash (Domhnall Gleeson) muere en un accidente automovilístico. Para afrontar el duelo de la pérdida decide utilizar una novedad tecnológica que le permite comunicarse con una inteligencia artificial que imita el comportamiento y reacciones de Ash.»

Fuente: Wikipedia

La normalidad

A ver si me explico. Es “normal” sufrir la pérdida de un ser querido. Son normales los sentimientos de impotencia, tristeza y echarle de menos a todas horas. Cada persona tiene unas reacciones distintas y lidia con el duelo de la mejor manera que puede. Hay quien prefiere no hablar de ello. Hay quien prefiere hablarlo con naturalidad. Todas estas cuestiones son respetables.

Este es uno de los capítulos de Black Mirror donde nos encontramos a alguien que no supera esta pérdida. Sencillamente no puede. Nos sentimos identificados con ella porque nosotros también hemos estado así de mal. Y cuando le proponen una idea para intentar sobrellevar su estado parece que podría ser la solución a sus problemas. ¿O no?

El cambio

Se desarrolla una tecnología que es capaz, a partir de toda la huella digital de una persona, recrear sus pensamientos e ideas de manera que se pueda mantener hasta una conversación. Así, empiezan hablando por chat, pero también puede hablar por teléfono.

Ella se anima a salir de casa. Camina teniendo su voz en los auriculares. Hablan y hablan durante horas. Pero no es suficiente. Ella quiere más.

Opta por continuar en la misma línea y encarga una especie de robot que puede imitar el cuerpo de su novio e implementar los mismos pensamientos de su huella digital. Como es de esperar, esto acaba volviéndola loca.

Implicaciones

Tener a una imitación de su novio no fue la panacea que ella creía necesitar. Al fin y al cabo, por mucho que nuestra personalidad esté en las redes y se pueda extraer, jamás podrá imitar a una persona por completo.

La escena clave de este capítulo es cuando él, al principio, está en el coche con ella, y pone una canción. A él ese grupo no le gusta, sin embargo, empieza a bromear y a ironizar que siempre le ha gustado ese grupo. Ella ríe ante ese comportamiento. Cuando muere y es “reemplazado”, hay una escena parecida en la que están los dos montados en el coche y suena la misma canción. Él se limita a soltar un comentario despectivo y seco.

En cambio, el final sorprende. Cualquiera se esperaría que se hartara del “muñeco” y acabara tirándolo para pasar página, pero no es capaz. Lo guarda en un desván y, como estaba embarazada de él, cuando la niña crece, la lleva a ese mismo desván a que hable con “su padre”.

No sé a vosotros, pero a mí me rayó un poco. Hablando de capítulos de Black Mirror, más de lo que esperaba. Será que las series de ciencia ficción me siguen impresionando después de todo.

Capítulos de Black Mirror, be right back

3. White Christmas

Trama: «El episodio comienza con dos hombres, Matt (Jon Hamm) y Joe (Rafe Spall), situados en un remoto puesto en medio de un desierto cubierto de nieve. Mientras van narrando aspectos de sus vidas para pasar el tiempo, las historias que cuentan se representan en pantalla, formando tres mini-historias relacionadas con la situación actual de los personajes. Oona Chaplin, encarnando el papel de Greta, co-protagoniza una de las historias narradas por Matt.»

Fuente: Wikipedia

¿Qué esta ocurriendo?

Este capítulo vuelve a remarcar el tema de copiar conciencias humanas, solo que en este caso, se utilizan para tareas del hogar y cosas del estilo.

El protagonista principal se dedica a entrenar estas conciencias de manera que rompe su fuerza de voluntad para que obedezcan.

Por ejemplo, en una casa completamente informatizada, la dueña se somete a una operación en la que se extrae una copia de su conciencia y se mete en un aparato con forma de huevo en la casa. El protagonista se planta frente a esta conciencia y la obliga a estar pendientes de las necesidades de la casa. Para ello, quiebra su voluntad acelerando la percepción del tiempo de la conciencia para que esté años aburrida y enclaustrada, mientras que en la realidad solo pasan segundos.

De esa manera está estandarizado utilizar estas conciencias.

El final

Todo el capítulo transcurre en esa casa cubierta de nieve, con los dos protagonistas hablando entre ellos. El primero se sincera contándole sus dos trabajos, que fueron entrenador de conciencias y también, clandestinamente, se dedicaba a dar consejos a chicos para ligar. Su objetivo es que el otro hombre se sincere con él. ¿Por qué?

A mitad del capítulo se puede entrever. La casa es uno de esos aparatos donde se introducen conciencias humanas. El hombre callado es un criminal que tiene que confesar un crimen atroz y, por eso, se ha introducido su conciencia allí, para que el otro hombre pueda minarla hasta hacerle confesar.

Implicaciones

¿Es ético esta utilización de conciencias como si fueran objetos? Al fin y al cabo, no dejan de ser vidas humanas, ¿no? Que sufren, que sienten, que padecen… Aunque no son “reales”, en teoría…

A mí estas cosas me quitan el sueño.

4. Fifteen millions merits

Trama: «En un mundo en el que la mayoría de la gente trabaja pedaleando sobre una bicicleta estática para ganar dinero, llamado «Méritos», el episodio cuenta la historia de Bing (Daniel Kaluuya) un joven quien, tras conocer a Abi (Jessica Brown Findlay), la convence participar en un programa de talentos para escapar del esclavizado mundo que se encuentra a su alrededor. Se trata de una distopía de ciencia ficción que presenta una ácida crítica paralela a los programas reality shows, como The X Factor, y figuras como Simon Cowell.»

Fuente: Wikipedia

Otro mundo

Este es uno de los capítulos de Black Mirror que nos presenta otro mundo diferente. En él, las personas viven “encerradas” en una especie de edificio y, todos los días, van a una bicicleta estática y cuando pedalean, van ganando “méritos”, que es el dinero, que pueden usar para comprar comida y demás. En este mundo, todo consume méritos, incluso el agua para lavarse las manos o los dientes.

Además, las personas con sobrepeso son marginadas en esta sociedad, relegándolos a cargos de limpieza y siendo objetos de odio y mofa por las demás personas.

Cuando terminan su jornada en las bicicletas, vuelven a su cubículo/habitación, donde pueden jugar a videojuegos o ver un programa de talento bastante famoso.

Hot Shot

La historia nos muestra un protagonista que, de repente, recibe una herencia lo bastante cuantiosa como para comprar un ticket que le permitiría participar en el programa de talentos Hot Shot que todo el mundo adora, y que puede hacer triunfar a cualquiera que agrade al jurado.

Sin embargo, utiliza este ticket para llevar a una chica que conoce y que oye cantar, ya que piensa que puede tener posibilidades para triunfar. Por desgracia, se equivoca y, aunque la actuación es maravillosa, al jurado no le parece suficiente como para dedicarse a cantar. En cambio, le ofrecen participar en un programa pornográfico y ella, aturullada por el público y por una bebida que le han dado para calmar los nervios, acepta bajo presión.

El cambio

El protagonista, víctima del resentimiento que tiene la sociedad, comienza a ganar méritos a saco para comprar otro ticket y participar en el concurso. Es por eso por lo que se tira un tiempo, pedaleando sin cesar con la bicicleta, comiendo comida del suelo y ahorrando en todas las cosas que puede.

Cuando llega el momento, sale al escenario para realizar un baile que ha estado ensayando, pero antes de acabarlo, coge un cristal y amenaza con cortarse el cuello. En ese momento, empieza a escupir verdades como puños sobre el sistema de clases los oprime y no les deja libertad.

El final

Al jurado le gusta la pasión con la que el protagonista ha dicho esas palabras. Uno de ellos le propone un espacio donde decir esas verdades, por lo que acaba en una casa grande, con vistas al exterior y, cada semana, grabando su trozo de vídeo con el cristal en el cuello.

Parece olvidarse de la chica.

Implicaciones

Creo que este episodio habla más de nuestra sociedad más de lo que aparenta. Nos enseña un mundo donde cada persona agacha la cabeza, va a su trabajo, gana algún dinero que le vale para vivir y, por la noche en casa, se dedica a despejar la cabeza con el entretenimiento que proporciona la televisión. Es un reflejo y una crítica al sistema capitalista.

El hecho de que el protagonista, harto del sistema, acabe tan inmerso en él simplemente porque goza de los privilegios, es un claro ejemplo de que los de arriba no quieren cambiar el sistema. Les da igual que los de abajo estén como estén porque ellos tienen unos privilegios a los que no van a renunciar.

Capítulos de Black Mirror, Fifteen Million merits

Y así con todo.

5. Nosedive

Trama: «El episodio transcurre en un mundo en el que las personas pueden calificar y ser calificadas por puntuaciones de una a cinco estrellas en cada interacción social que realicen. Lacie (Bryce Dallas Howard), una joven obsesionada por sus calificaciones, es elegida por una popular amiga de la infancia (Alice Eve) como dama de honor de su futura boda. Durante el viaje para asistir al enlace Lacie tiene un encontronazo con uno de los trabajadores encargados del servicio al cliente. Tras una agria discusión su calificación personal comienza a reducirse rápidamente.»

Fuente: Wikipedia
Capítulos de Black Mirror, nosedive

Un Facebook diferente

Este mundo tiene como base una especie de red social, parecida a Facebook, en la que las personas se pueden calificar entre sí con puntuaciones de una a cinco estrellas. De todas esas puntuaciones, se hace una media, y esa media clasifica a las personas socialmente.

La protagonista cree que puede mejorar su vida en base a eso y se esfuerza considerablemente por ir subiendo estrellas para acceder a mejores casas y mejor posición social.

La obsesión no es buena

El problema es cuando dejas de ser tú mismo/a para agradar a los demás. La protagonista accede a ir a una boda de una “amiga” de la infancia. Lo pongo entre comillas porque en verdad se odiaban. Esta amiga la invita porque tiene buena puntuación y le recomendaron poner de dama de honor a alguien con puntuación menor porque eso sería bueno para ella. Pero eso ella no lo sabe. La protagonista piensa que es la oportunidad perfecta para subir ese escalafón.

Sin embargo…

No todo sale como espera

Pierde los nervios porque no le permiten coger un avión. Eso hace que empiece a perder puntos precipitadamente lo que la lleva a la decadencia y a la locura por haber estado reprimida. Intenta llegar de todas las maneras a esa boda.

Por el camino, se encuentra a una mujer que le cuenta su historia. Perdió a su marido porque le faltó una décima para recibir un tratamiento médico y por eso, ya no se preocupa de la puntuación.

La protagonista la juzga por esa misma puntuación, pero se da cuenta de que a pesar de ello, es una persona amable y buena.

Implicaciones

Llega a la boda hecha un desastre y decide dar un discurso, que empieza bien, pero se torna más horrible aún. Acaba en una cárcel por tener puntuación de cero. Allí, por fin, se puede desahogar y gritar a los cuatro vientos las palabrotas que lleva dentro y que no ha podido decir por estar fingiendo todo el rato una sonrisa falsa.

Este es uno de esos capítulos de Black Mirror que nos quiere mostrar la horripilante consecuencia de estar obsesionado con dar una imagen falsa nuestra en las redes sociales. Nos convierte en algo que no somos y, lo mejor, sería mostrar naturalidad. A veces, también habría que guardar el móvil y admirar ese paisaje. O escuchar con el corazón esa canción en ese concierto. O besar a tu pareja sin que lo sepa nadie.

Capítulos de Black Mirror, nosedive 2

Y a ti, ¿qué capítulos de Black Mirror te sorprendieron? ¿Es esta serie tan buena como dicen? No dudes en dejar un comentario con tu opinión. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll to top
shares